domingo, 14 de junio de 2009

Entrevista a Rubalcaba en RNE

Esta mañana, a las 11, el ministro de Interior Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha pasado por los micrófonos de Radio Nacional de España. Ha sido entrevistado, dentro del programa "No es un día cualquiera" por la periodista Pepa Fernández. Éstas son algunas de sus declaraciones.

Durante toda la charla ha demostrado sus buenas dotes para la oratoria, arte del que aprendió en su etapa como profesor universitario de Química. Dice que escribe sus discursos y que además fue "negro" de Felipe González y también lo es de Zapatero.


Ha dado algunos detalles de la reciente detención de los etarras que planeaban la huida de algunos compañeros. Opina que esto, más que una muestra de altruismo por parte de la banda, lo que buscaba era dar un golpe psicológico a la gente, que nos pensáramos que están fuertes. A este respecto, se muestra cauto, dice que "las cosas van bien, aunque siguen teniendo la capacidad de matar". En todo caso se muestra optimista, dice que para 2016, siguiendo una progresión estadística, este tema ya no preocupará, pues la merma de la banda será casi total. Al COE le conmina a no tener en cuenta este tema, ya que la seguridad estaría completamente garantizada si se celebraran unos juegos olímpicos, como ya lo estuvieron en Barcelona en el 92 o en Madrid en el Mundial del Fútbol del 82, cuando la banda era mucho más fuerte. De cualquier forma, lo que sí le parece preocupante es el terrorismo islamista, dada la dificultad de la labor policial en estos casos.

Sobre el tráfico, saca pecho y dice que "las multas y los radares han ayudado a reducir la mortalidad en carreteras". Hay 200 fallecidos menos, pero advierte del peligro este verano de las motos y el alcohol. Se ha referido a los errores judiciales, que entorpecen el trabajo de policía y guadia civil; él, aunque sea metafóricamente en su caso, se tira de los pelos. Además, promete mayor coordinación entre los distintos cuerpos de seguridad gracias a una base de datos común.

La inmigración le causa problemas de conciencia, dice que debería cambiarse la legislación para dar un trato más humano a los "ilegales". Le parece repugnante que los empresarios les contraten sabiendo que no tienen los papeles, y peor aún, que les exploten, como en el caso del boliviano que perdió un brazo y cuyo jefe lo enterró.

Ya en un tono más distendido, ha confesado que duerme y come fatal. Añora su época de ministro de Educación, ha aprovechado para defender el sistema educativo español, basándose en el éxito que tienen nuestros alumnos de erasmus. Sus alabanzas para el Barça no son forzadas, lo compara con la Argentina de Maradona o el Brasil de Pelé. Dice que tiene un pavor especial a volar, a pesar de que su padre fuera piloto. Por último, se ha situado, como buen químico, dentro de la Tabla Periódica, en la mitad, pues dice no ser muy reactivo.

No hay comentarios: