domingo, 4 de octubre de 2009

La Gran Ilusión

Río de Janeiro organizará las Olimpíadas en 2016. El viernes nos daban un jarro de agua fría desde Copenhague. Mediáticamente se había vendido la posibilidad alcanzable. Una vez más los sentimientos han ganado a la simple razón. El COI no iba a repetir continente, y menos aún a quitarse la oportunidad de dejar organizar los primeros Juegos Olímpicos en suelo Sudamericano.

Si bien Río estaba en todas las quinielas, Obama consiguió un notbale repunte para Chicago. El discurso de Michelle no eclipsó la lucidez de Lula, sentimental y cautivadora. Poco pudo hacer el rey, apelando a su espíritu deportivo. Gallardón ve ahora como su futuro político se tambalea. Él que soñaba con llegar a ser presidente, ahora tendrá que bajarse del burro para poner en orden la ciudad. A quien se vio espléndida en todo momento fue a Esperanza. Mientras Albero se quedaba con tres palmos de narices, la lideresa impertérrita y paciente continúa al acecho, cual depredador astuto. Mariano habrá de estar ojo avizor.

Bien, pues de toda derrota han de sacarse lecciones. Madrid la ha encajado muy deportivamente.El prácticamente unánime apoyo popular es el mejor fruto de esta ilusión, más o menos irreal. Ver como bajo una misma mano se agolpan, como diría Serrat, gentes de cien mil raleas sin importarles la facha, es, y permítanme la expresión, cojonudo.

2 comentarios:

Enrique dijo...

Esto que ven mis ojos es una entrada?? xD
Me parece completamente injusto que Madrid no haya sido la sede para los Juegos Olímpicos para el año 2016. Hay que ser positivos, al menos Brazil mejorará con los juegos y a ver si, al fin, acaba con el desequilibrio masivo que existe en sudamérica. Nosotros tendremos que esperar al 2020 para volver a presentarnos. ¿A la tercera que se presente Gallardón irá la vencida?

Jorge dijo...

Tantas corazonadas... tantos infartos... jeje