miércoles, 23 de diciembre de 2009

El cine se revoluciona con "Avatar"

James Cameron es uno de esos directores de cine que se ha propuesto hacerse con un lugar en ese club tan exquisito de los que han pasado a formar parte de la historia del séptimo arte. Su segunda película, Terminator, era en principio un titulillo de serie B, que no obstante se elevó a la categoría de taquillazo, actualmente es una película de culto. Pues bien, Titanic, que no en vano es la película más rentable de todos los tiempos, así como la que más Oscar tiene en su haber, fue rodada hace doce años, y ese es el tiempo que ha empleado en diseñar su nueva propuesta, Avatar. La pregunta es si logrará superar a su predecesora.

La película no ofrece nada nuevo, salvo una tecnología que sorprende de verdad. Muchas veces se dice, más como frase recurrente que por otro motivo, aquello de los efectos especiales. No es este el caso. Aquí son los protagonistas, y sin ellos el film no sería lo que es. El 3D está realmente conseguido, es la primera que realmente merece la pena ver con las gafas. Visualmente es una maravilla.

La trama es un corta y pega de otras historias de ciencia ficción junto a un guión que podría condensarse en una página. De hecho, si se ve el tráiler antes, todas las frases que se pronuncian en la primera media hora aparecían en la promoción. En ese sentido, evidentemente, la película no sigue la línea de alguna de sus "colegas" de género como Matrix. Vamos, que no te hace pensar sino que te da las cosas hechas. Por tanto, hasta puede considerarse una película familiar. Lo que está claro es que busca a cualquier tipo de público, es bastante universal, a pesar de ser de 20th Century Fox.

Estamos en Navidades, que no es una época especialmente prolífica en cuanto a títulos de calidad se refiere. En consecuencia, vistas las circunstancias, la veo altamente recomendable para casi todos. Ahora, quiero advertir de la megalomanía y ampulosidad de la cinta. Dura casi tres horas y hay mucho de batallas en la parte final, que la hacen algo tediosa. Con todo, saldrás con una extraña sensación de la sala de cine porque hacía mucho que no veías una película así.

1 comentario:

Enrique dijo...

La historia una mierda, los efectos especiales grandiosos. Hay que ir a verla.