viernes, 12 de marzo de 2010

De altos vuelos

Esta mañana he tenido la oportunidad de ver "United 93", película dirigida por Paul Greengrass, en la videoteca de la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense. Y, por supuesto, no la he desaprovechado, de modo que aquí estoy, muy en caliente, haciendo la crítica.

Al llegar, he tenido un par de problemas técnicos. Era la primera vez que iba y no sabía como iba, valga la redundancia, todo aquello. Lo más lastroso ha sido que he tardado como diez minutos en averiguar donde..narices tenían que ponerse los cascos. De esas veces que te sientes un poco paleto, por qué no reconocerlo. Bueno, no eran los mejores preliminares y tampoco sabía si me gustaría mucho el film.

Nada más he podido, he empezado a verlo sin dilación. Evidentemente, está basado en los hechos reales que como todos sabréis sucedieron el 11 de septiembre del 2001. Si no conocéis la historia concreta del vuelo protagonista de la historia, no os recomiendo documentaros sobre el tema, es mejor no saber qué pasa hasta el final. En cualquier caso, es de ese tipo de películas que consiguen que tu garganta viole las leyes de la gravedad. La tensión es constante en las dos partes de la película, tanto en la trama de los controladores como en el propio desarrollo de los hechos en el vuelo 93.

La labor del director es notable, le da un pulso agobiante, creo que es lo más destacable, dado que las actuaciones son pobres y el guión cojea un poco. En general, es muy cruda y ha sido realizada sin concesiones, como es lógico. Para mi gusto, sobran las innumerables escenas de los pasajeros llorando o en mal estado, se repite todo un poco. Tampoco me ha gustado nada el paralelismo que hace equiparando a pasajeros y terroristas en el momento de rezar. En cualquier caso, vale la pena rescatar esta historia, argumento claramente peliculero, si me permitís la expresión.

No hay comentarios: