lunes, 5 de abril de 2010

Guerra fratricida

Nunca me han gustado los remakes. La idea de tomar como propia una idea ajena me desagrada. Es verdad que hay casos en los que los he soportado. Otros me han gustado incluso. No obstante, como planteamiento no me ha resultado nunca incitante, como no sea para no verlo. En esas estaba justo antes de ver "Brothers", la versión de Hollywood de una película danesa que ya estaba bastante bien. Es decir, era algo, en principio, innecesario. Si algo funcionó, ¿para qué tocarlo, no? Pero lo cierto es que la merece la pena de veras. Lo primero que resalta ante nuestros oídos son los nombres que intervienen en ella. Dirige Jim Sheridan, reputado autor de cine social y, sobre todo, emocional. En el reparto figuran nada más y nada menos que Natalie Portman, Jake Gyllenhaall, Tobey Maguire y Sam Shepard. La cosa se anima.

Desde el principio, todos los ingredientes mencionados consiguen meterte en la historia. Entras en una familia conservadora de los Estados Unidos, cuyos miembros no hacen más que cumplir un rol, sin planteárselo siquiera. Se trata de tener un status, además de una imagen. Por esa razón, el hijo que se va a la guerra es todo un héroe. ¿Para qué sirve la guerra? Bueno, eso que más da, si le van a dar unas cuentas medallitas, contará historietas a los niños y la gente le mirará con admiración. Mientras que el que no hace lo que el padre quiere será tachado de indecente para arriba. Un poco de sociedad norteamericana es.

Jim Sheridan aporta la visión humana a la historia. Podría haber dado más personalidad a las escenas en Afganistán, un fallo que se perdona puesto que el drama de los personajes está realmente subrayado. Adolece, quizá, de una ficcionalidad que sobra. Aún así, las interpretaciones dan realismo a la historia. Natalie Portman borda el retrato de una madre abnegada que quiere ser feliz. Me ha sorprendido gratamente el cambio de registro de Jake Gyllenhaal. Su personaje es indómito, y él le da una verosimilitud desbordante. Las decepciones vienen por parte de Tobey Maguire, que sólo sabe mantener el rictus, al igual que Sam Shepard. Técnicamente tampoco es un lujo, por otra parte el guión no lo permite. Con todo, una película a tener en cuenta, que para mi perplejidad no obtuvo nominación alguna a los Oscar.

4 comentarios:

Enrique dijo...

No se merece ninguna nominación al Óscar. Es un drama de sobremesa, sales del cine bien pero no sorprende. Mis felicitaciones al departamento de peluquería de la película, Natalie está fantástica.

Enrique dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Enrique dijo...

Tengo que admitir que Jake lo hacía muy bien, sería digno de ser nominado a un Oscar. De hecho, como bien apuntaste en una ocasión, lo hace mucho mejor que Jim Sheridan pero no tiene comparación con la de Jeff Bridges en "Corazón Rebelde".

Miguel dijo...

Jim Sheridan? O.o es el director de la peli, hombre, podían nominarle por haber interpretado bien la historia danesa pero aparte de eso...xD