lunes, 27 de septiembre de 2010

¡Bienvenidos!

¡Hola a todos! De entrada, perdonad la ausencia. Ha sido más larga de lo que me esperaba. Lo cierto es que no lo planeé. Un buen (o mal) día dejé de colgar artículos y la cosa se prolongó hasta casi cinco meses. No puedo negar que ha habido asuntos que me hubiera gustado tratar. Pero siempre, o los conatos de entradas quedaban nefastos, o no cojía el toro por los cuernos sino que me iba por los cerros de Úbeda. Como ahora mismo. El caso es que os agradezco a los fieles que hayais seguido ahí. Algunos habéis velado por el velo demasiado tiempo.
He decidido no cambiar el estilo del blog porque no recibí queja alguna, y, además, ya estareis acostumbrados. No puedo prometer una frecuencia determinada de publicación. Lo que sí procuraré es escribir sobre temas que os interesen con más asiduidad que hasta ahora, lo cual no será muy complicado, la verdad. Pasaos de vez en cuando y algo habrá. O si no, seguid el blog, así os enterareis los primeros de todo cuanto salga por aquí.

En definitiva, muchas gracias a todos, sobre todo por aguantar este tostón de artículo (es que es el primero en mucho tiempo). Vendría a resumirse en el título. Bueno, le falta una entradilla, lo más importante, que me he reservado para el final: "Seguid leyendo. Comentad lo que os apetezca." ¡Hasta la próxima entrada!

2 comentarios:

edu6996 dijo...

Bienvenido a tu blog. Ya era hora de que lo actualizaras. Dale caña. Un saludo de tu primito.

Enrique dijo...

Lo bueno se hace esperar, como es el caso de este blog. :D